ARGENTINA: Falleció Carla Artés nieta recuperada y luchadora contra la impunidad


"Dejen la memoria ahí
donde se olvida el olvido
para que el verdugo sepa
que donde vaya lo sigo.

No importa que yo no esté
soy un silencio testigo,
si soy recuerdo y recuerdas,
no olvides que no hay olvido".

Armando Tejada Gómez

ARGENTINA: Falleció Carla Artés nieta recuperada y luchadora contra la impunidad

ARGENTINA: Falleció Carla Artés nieta recuperada y luchadora contra la impunidad

24 de Febrero de 2017
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto
Falleció Carla Artés nieta recuperada
y luchadora contra la impunidad.

Tenía 41 años, y era una de las primeras nietas que fueron recuperadas por las Abuelas de Plaza de Mayo.

Vivió en España con su abuela Sacha, regresó en el 2010 a la Argentina y allí luchó contra la impunidad de todos los genocidas.

En la mañana de ayer jueves fueron inhumados en el cementario de la Chacarita los restos de Carla Graciela Rutila Artés, quien falleció el miércoles, a los 41 años, a causa de una enfermedad. La noticia causó gran dolor en sobrevivientes y familiares de víctimas del genocidio y organismos de derechos humanos con los que Carla compartió muchos años de lucha.

Carla había nacido el 28 de junio de 1975 en la ciudad peruana de Miraflores. Era hija de la argentina Graciela Antonia Rutila Artés y del uruguayo Enrique Joaquín Luca López. Según recuerdan las Abuelas de Plaza de Mayo, la familia se mudó a Bolivia, donde Enrique y Graciela formaron parte del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Él fue asesinado a fines de septiembre de 1975 y a ella la detuvieron junto a Carla en abril de 1976 en Oruro. Cuatro meses después, el 29 de agosto de ese año, la dictadura boliviana entregó a madre e hija a Argentina, siendo la Gendarmería la que las trasladó al centro clandestino de detención Automotores Orletti.

A poco de estar en cautiverio, Carla fue inscripta por Amanda Cordero y Eduardo Ruffo como hija propia con el nombre de Gina. Ruffo era entonces uno de los represores responsables de ese centro de exterminio y antes del golpe había integrado la Triple A, la banda paramilitar creada por López Rega durante el gobierno de Perón.

“Tras una nueva campaña de Abuelas en la que se publicó la foto de la pequeña Carla, llegaron las primeras denuncias a nuestra Asociación. Su abuela materna, Matilde Artés Company, más conocida como ’Sacha’, era actriz y militante política. Al momento del secuestro de su hija y su nieta estaba en Cuba, desde donde se fue a España. Desde allí volvió a nuestro país para llevar adelante el caso de su nieta junto con Abuelas”, relatan desde la organización que conduce Estela de Carlotto.

Los apropiadores, enterados de la denuncia realizada por la abuela de Carla, se dieron a la fuga. Pero poco después fueron detenidos y, tras los exámenes de sangre, se comprobó quién era la niña. Carla recuperó su identidad y se encontró con su abuela en septiembre de 1985, nueve años después de su detención. Desde entonces y por muchos años Carla vivió con su abuela Sacha en España.

Ante los juicios para establecer la responsabilidad de los represores, Carla decidió regresar a Argentina en el 2010. Tenía entonces 35 años y quería dar testimonio sobre sus apropiadores y su cautiverio en Orletti. Así lo hizo, y durante el juicio declaró mirando a los ojos a su apropiador, Eduardo Ruffo. Carla relató el martirio que fueron los nueve años que permaneció en el hogar de los apropiadores y en su declaración reveló que Ruffo no solo la sometía a malos tratos, sino que abusaba sexualmente de ella desde los cinco años.

Tiempo después Carla se radicó definitivamente con sus tres hijos en Argentina, y continuó su lucha y su denuncia contra los represores. Se relacionó con otras nietas y nietos y estrechó vínculos con Chicha Mariani, una de las fundadoras de Abuelas, quien le acompañó en los primeros pasos para la recuperación de su identidad. En diciembre del 2015, Carla fue una de las portavoces de Chicha en la ingrata tarea de explicar los pormenores del episodio sobre el fallido hallazgo de Clara Anahí, la nieta de Chicha que aún continúa apropiada.

En el comunicado en el que despiden a Carla, las Abuelas de Plaza de Mayo expresaron: “con fortaleza enfrentó también la enfermedad que hoy se la llevó. Recordamos como si fuera hoy, la inmensa alegría de volver a abrazarla después de tantos años”. “Hasta siempre querida Carla.”
La partida de Carla, reafirma el compromiso por Verdad y Justicia y el rechazo a las maniobras desde el poder político y sectores judiciales de Argentina, por trabar o paralizar los procesos para esclarecer las responsabilidades civiles y militares de la represión durante la dictadura militar del 76.

 

 

PUERTO RICO: Tras un encarcelamiento de 35 años Estados Unidos liberará al independentista Òscar López Rivera >>