Un organismo mexicano procura hallar el destino de partidas fiscales por un importe superior a los 12.800 millones de dólares que corresponden a los presupuestos de gobiernos y del congreso mexicano.

Un organismo mexicano procura hallar el destino de partidas fiscales por un importe superior a los 12.800 millones de dólares que corresponden a los presupuestos de gobiernos y del congreso mexicano.


1 de Marzo de 2017
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto
Un informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), órgano especializado de la Cámara de Diputados mexicana, que tiene autonomía técnica y de gestión, encontró que entre 2011 y 2014 no se comprobó el destino de estos recursos. Se trata de partidas destinadas al gasto por el gobierno federal, de los estados, municipios y las cámaras legislativas. El período anallizado por la ASF abarca especialmente la gestión del actual presidente Enrique Peña Nieto, pero hasta el momento el gobierno guarda silencio sobre el tema. Ya en otras oportunidades en los últimos años, la Auditoria detectó irregularidades y opacidad en el destino de partidas de gastos en diferentes presupuestos oficiales.

Fuentes: BBC, La Jornada y La Reforma.